Un trabajo muy sacrificado

Dedicarse a la venta ambulante suele ser muy sacrificado, más que nada porque se debe ir de ciudad en ciudad intentando ganar un sueldo que luego entre gastos y más gastos te das cuenta que las ganancias no son tan grandes como pensabas. Son muchas las personas que como yo se levantan de noche para poder ir a poner su puesto en un mercadillo, en el que se deben pagar impuestos, y en el que debes rezar porque no haya muchos puestos como el tuyo y consigas vender mucho más de lo que te imaginas. Eso además de pensar en que no se te rompa la furgoneta y no puedas ir a vender esa semana con lo que las pérdidas llegan a ser mucho mayores si incluimos el arreglo de la avería. Cuando nosotros empezamos en esto de la venta en mercadillos compramos una furgoneta nueva a estreno, claro no nos ha dado problemas casi nunca la verdad sea dicha, es verdad que mi marido siempre se ha encargado de tenerla en las mejores condiciones ya que de lo contrario no podíamos salir a trabajar, pero claro el paso del tiempo ha hecho que la furgoneta haya ido envejeciendo y que nos dé más problemas de los que pensábamos.

La verdad que no son tiempos en los que nos podamos permitir el poder comprar una furgoneta nueva y aunque es verdad que la necesitamos, nos damos cuenta que nuestra economía no da para mucho más, los gastos son grandes porque no solo debemos contar con los de nuestro trabajo y la verdad que una inversión así se nos pone muy cuesta arriba en estos momentos. Por suerte siempre podemos contar con la ayuda de desguaces furgonetas la verdad que aunque no lo parezca suelen ser la mejor respuesta que encontramos, es gracias a ellos que podemos comenzar el día sin miedo a que la furgoneta se nos quede parada, es gracias a ellos que encontramos los repuestos idóneos con los que poder cambiar cualquier recambio que ya esté desgastado, y es gracias a ellos que sabemos que los recambios no nos van a costar más de lo que vamos a poder pagar.

En resumidas cuentas, debo decir que al final la buena funcionalidad de los desguaces hace que podamos ir a trabajar a diario sin descansar uno con la tranquilidad de que la furgoneta se encuentra en buen estado con los recambios que le ponemos.