Cuando cambiar la correa de distribucion

En cualquier coche la correa de distribución es una de las piezas más importantes, porque sin ella el coche simplemente no podría moverse. Para conseguir los mejores repuestos del mercado, te invito a que visites despiecesde.com, porque allí encontrarás siempre los precios más bajos del mercado.

Sin embargo, debes tener en cuenta que, a la hora de cambiar la correa de distribución debes tener en cuenta algunos consejos prácticos. Estos los he reunido en este post, para que sepas cuándo es el mejor momento para hacer el cambio y evites de esta forma cualquier tipo de inconvenientes.

Momentos para el cambio de la correa

Cambiar la correa de distribución es un proceso difícil que debe ser hecho por un mecánico experto. Los momentos para hacer el cambio de la misma serán los siguientes:

Recorrido

El recorrido de tu vehículo se medirá en kilómetros al igual que la vida útil que tiene la correa de distribución. Es una pieza que se debe cambiar una vez cada 100.000 kilómetros, según las recomendaciones de los fabricantes de vehículos.

Conducir con una correa desgastada puede tener múltiples riesgos para tu vehículo, porque podría romperse en funcionamiento. Si esto llega a suceder, podrían producirse daños irreparables al motor lo que llevará a que tengas que cambiarlo.

Fugas del motor

Las fugas son otro aspecto importante que debes tener en cuenta, porque con el paso del tiempo las mangueras del motor se van desgastando. Esto hará que se produzcan fugas de líquido refrigerante o de aceite lo que llevará a tener problemas graves de funcionamiento.

Debes asegurarte de reparar cualquier tipo de fugas cuando sea necesario, y así podrás conseguir el máximo rendimiento. Revisa la correa de distribución y si se ha visto afectada por las fugas es probable que tengas que hacer el cambio de inmediato de la misma.

Pérdidas de tensión

Las pérdidas tensión pueden producirse cando llevas el coche a un taller mecánico no especializado. También, pueden aparecer si haces reparaciones por tu cuenta cerca de esta pieza, lo que llevará a que la misa pierda su tensión y deje de funcionar.

Recuerda que, la correa de distribución es una de las piezas más delicadas que nos encontramos en el motor. Y ante una pérdida en la tensión de la misma, no quedará más remedio que cambiarla de forma inmediata, porque no podrá recuperar su tensión bajo ninguna circunstancia, lo que llevará a que tengas un gasto más elevado.